"Dios nos libre de estos curas"


Por Marcelo Ernesto Ferreyra*


Cuando el 15 de enero de 1976, durante el pontificado de Paulo VI, el Vaticano emitió el documento “Declaración acerca de ciertas cuestiones de ética sexual”, el Frente de Liberación Homosexual de la Argentina (FLH)[1] reaccionó con ira. Unos pocos miembros del Grupo Eros, que todavía resistían la criminal persecución parapolicial, salieron a volantear a las calles céntricas de Buenos Aires. Por la noche, a la salida de los cines de la peatonal Lavalle, lanzaron al aire cientos de volantes con las consignas: "ABAJO LA REPRESIÓN Y LA MORAL DE LA IGLESIA CATÓLICA. VIVA LA HOMOSEXUALIDAD, LA MASTURBACIÓN Y LAS RELACIONES SEXUALES NO MATRIMONIALES. VIVA LA LIBERTAD SEXUAL. NO QUEREMOS SANTOS PADRES, QUEREMOS GOZAR". En el número 8 de su boletín clandestino Somos, el FLH publicó ese mismo mes un duro comunicado condenando la declaración del Vaticano.


Diez años más tarde, precisamente el 30 de octubre de 1986, cuando el papa Juan Pablo II aprobó la pastoral sobre la homosexualidad firmada por el entones prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cardenal Joseph Ratzinger, el movimiento homosexual argentino de la post dictadura volvió a manifestarse el siguiente 14 de noviembre mediante un acto en Plaza de Mayo, frente a la Catedral de Buenos Aires. Dicho acontecimiento contó con una amplia cobertura mediática que difundió innumerables fotografías de sus participantes enmascarados. Esta aprobación de alguna manera habilitó a representantes locales de la iglesia católica a expresarse de forma virulenta y agresiva contra travestis, lesbianas y homosexuales dando lugar a un enfrentamiento que se prolongó a lo largo de varios años en una contienda mediática que culminó con dos procesos judiciales y una disculpa pública.


Revista "Libre", noviembre de 1986. En la foto pequeña, arriba a la derecha, Ilse Fuskova se manifiesta frente a la Catedral de Buenos Aires. Fuente: Fondo Marcelo Ernesto Ferreyra. Programa de Memorias Políticas Feministas y Sexogenéricas CeDInCI.

Un cura mediático


Para ese entonces, algunos miembros de la jerarquía católica ya habían identificado a programas de TV, radio, periódicos y revistas como una herramienta estratégica para dar rienda suelta a su lengua homofóbica. El Padre José María Lombardero fue, durante la década del ‘80, una de las figuras más preponderantes de ese Star-system religioso. Este ex capellán del ejército contaba con carnet de periodista y era miembro de la Asociación Argentina de Actores (AAA). Fue él mismo quien afirmó en una entrevista realizada para la revista El Porteño de junio de 1988 que “Yo entiendo que la calle está hoy en los grandes medios. Sacá la cuenta: una iglesia llena son unas seiscientas personas, y yo, en una noche de televisión, agarro a medio millón.”[2]


En la misma nota Lombardero también hacía referencia al documento vaticano de 1986, pero es en un reportaje realizado por la revista Antena[3], en junio de 1991, donde arremetió sin freno contra homosexuales y travestis. Como reacción a la foto de portada de un número anterior de la publicación, donde aparecían Klaudia con K y Batato Barea, “dos travestis que se toman de la cintura, los senos al aire”[4], citó la Biblia, Libro del Levítico, capítulo 20, versículo 13: “El que pecare con Varón como si fuera una hembra, los dos hicieron cosa nefanda. Mueran sin remisión”[5]. El periodista le recordó el quinto mandamiento No Matarás, Lombardero argumentó con más fuerza: “Ese mandamiento está mal enunciado. Lo que prohíbe Dios es asesinar, matar injustamente. Hay casos en que uno tiene hasta la obligación de matar. El de los homosexuales es uno de esos casos. Es un mandamiento muy genérico. Este mandamiento incluye el odio, la agresión y el desprecio”[6], “Yo condeno a muerte a los homosexuales activos y pasivos porque Dios me reveló esto”[7]. Para concluir, el periodista preguntó sobre las agresiones que sufrían las travestis a manos de la policía, a lo que Lombardero respondió: “Las justifico plenamente. Si Dios, ya en el Antiguo Testamento manda a matarlos, lo menos que se merecen es una manga de palos”[8].


Volante de GaysDC, del 11 de junio de 1992, diseñado Marcelo Ernesto Ferreyra. Fuente: Fondo Marcelo Ernesto Ferreyra. Programa de Memorias Políticas Feministas y Sexogenéricas CeDInCI.

Como era de esperar, y en el contexto de los crueles sucesos sufridos por travestis en la ruta Panamericana, las respuestas fueron inmediatas. El mismo Batato envió una carta a la revista que luego fue reproducida por radio en la Rock & Pop y la FM Palermo. El noticiero de Telefé, canal 11, también hizo eco de la respuesta de Batato. El activista Eduardo Antonetti, miembro de la Comunicad Homosexual Argentina (CHA) y la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) en una carta para la revista Claroscuros, bajo su seudónimo de Elías Antonio, anunció una inmediata querella de la CHA[9], que también fue recordada por el entonces presidente de la organización, Rafael Freda en su carta de despedida ante el fallecimiento de Batato a fines de ese mismo año[10].


Frente a las reacciones, Lombardero no quiso volver sobre el tema: “porque ya lo dije todo y está clarito”[11] y luego de desdecirse en el programa televisivo de Liliana Lopez Foresi[12] no mencionó más el asunto. Sin embargo sus dichos no fueron olvidados por las organizaciones que representaban a las comunidades afectadas, quienes siguieron evocando las amenazas de muerte en comunicados y actos públicos. Como respuesta, Lombardero, ya retirado de las pantallas televisivas, reanudó sus sentencias para responder, esta vez con un lenguaje más moderado que ya no apelaba a la pena capital sino que hablaba de degenerados[13] a los que no odia[14]. De todas formas, para aquel momento otra figura religiosa tomó la posta de la cruzada mediática iniciada contra homosexuales , lesbianas y travestis.



Monseñor Quarracino, el supremo ideólogo de la violencia


Antonio Quarracino compartió durante la dictadura cívico militar la posición mayoritaria del Episcopado de evitar las denuncias públicas contra las violaciones a los derechos humanos. Como secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano desmintió públicamente la existencia de desaparecidos en la Argentina y como Arzobispo de La Plata ya se había expresado contra el sexo y el placer en varias ocasiones[15]. Nombrado Arzobispo de Buenos Aires el 22 de septiembre 1990, Quarracino se instaló en la casa del Arzobispado en Olivos junto a su mano derecha monseñor Toledo[16]. Desde ese nuevo rol, cada sábado predicaba en el programa de TV “Claves para un mundo mejor”, auspiciado por Cáritas y emitido por el canal estatal; Argentina Televisora Color (ATC). Sus primeros embates fueron contra la distribución de preservativos gratuitos para prevenir el SIDA, llevado adelante el Ministerio de Salud. Rápidamente lo vinculó a la homosexualidad afirmando que “desde el punto de vista de la moral católica, el contacto sexual entre homosexuales es de por sí inaceptable y pecaminoso por ir contra de la naturaleza misma del acto sexual, por lo que el uso o no de profilácticos es secundario”[17]. En otro orden de cosas, la negativa de la Corte Suprema de Justicia de otorgar la personería jurídica a la CHA, le dio ocasión para expresar públicamente su satisfacción y condenar, una vez más, a la homosexualidad[18].


Durante los primeros meses de 1992 una "brigada de moralidad" asesinó a tres homosexuales y a una lesbiana e hirió a otros en la provincia de Mendoza[19]. Representantes de Convocatoria Lesbiana y de la ICM viajaron a Mendoza para interiorizarse sobre el curso de las investigaciones y llevar su apoyo a la comunidad local. En Buenos Aires, las agrupaciones profundamente preocupadas por una repetición de la racha de crímenes de homosexuales que se había vivido a inicios del período democrático, vincularon las declaraciones de Lombardero y Quarracino como aval ideológico a esta nueva ola de violencia[20].


Acto en la Plaza de Mayo el 5 de marzo de 1992. De izquierda a derecha, Mónica Santino (CHA), Pastor Roberto González y Norberto D’Amico (ICM), Laura Bonaparte (con un cartel con el nombre de Erica Videla, lesbiana asesinada en Mendoza) y Karina Urbina (TRANSDEVI). Fuente: Fondo Marcelo Ernesto Ferreyra. Programa de Memorias Políticas Feministas y Sexogenéricas CeDInCI.

El 5 de marzo de 1992, la ICM, Convocatoria Lesbiana, la CHA y Gays por los Derechos Civiles (GaysDC) se manifestaron en un acto público frente a la Catedral de Buenos Aires para repudiar las declaraciones de ambos miembros de la Iglesia Católica estimulando a asesinar personas homosexuales y propiciando actitudes y políticas discriminatorias. Setenta personas como gays y lesbianas exigieron a las autoridades el esclarecimiento de los crímenes de Mendoza y el freno de esas declaraciones. Simultáneamente GaysDC difundió este acto en el programa periodístico televisivo, "Hora Clave"; más tarde el 11 de junio de 1992, la CHA, Convocatoria Lesbiana, la ICM, GaysDC, Transexuales por el Derecho a la Vida y a la Identidad (TRANSDEVI), el Grupo de Investigación en Sexualidad e Integración Social (ISIS) y la Sociedad de Integración de Gays y Lesbianas en la Argentina (SIGLA), realizaron un acto sorpresa de repudio frente a una Iglesia Metodista de Buenos Aires donde se hallaba presente el cardenal Quarracino con motivo de una celebración ecuménica[21].


El éxito de estos dos actos organizados y articulados en forma conjunta por varias agrupaciones, muchas de ellas recién creadas, dejó en claro la viabilidad de realizar como movimiento las Marchas del Orgullo. La primera Marcha se llevaría a cabo el 3 de julio de ese mismo año y las seis reuniones para planificarla tuvieron lugar en el departamento de la calle Paraná entre las fechas en que se desarrollaron aquellos dos actos, por lo que podrían ser considerados como preludios de las Marchas del Orgullo.


Acto sorpresa de repudio frente a una iglesia Metodista de Buenos Aires, el 11 de junio de 1992. Fuente: Fondo Marcelo Ernesto Ferreyra. Programa de Memorias Políticas Feministas y Sexogenéricas, CeDInCI.

GaysDC había sido fundada el primero de octubre de 1991, entre sus objetivos estratégicos se destacaba “exponer ante los medios de comunicación los actos discriminatorios y represivos”.[22] Para lograrlo, la organización constituyó una estrategia de redes de contactos con periodistas y productores a la que también brindó acceso a otras agrupaciones del incipiente movimiento de aquel momento. Con esa estrategia GaysDC acompañaba cada uno de los actos arriba mencionados con comunicados de prensa. En aquella época donde la prensa gráfica, radial y televisiva eran los únicos medios masivos esa estrategia de comunicados lograba un alto impacto debido a que eran replicados con amplia difusión en esos medios. De la misma manera las acciones discriminatorias y represivas, entre ellos las de los jerarcas de la Iglesia Católica, eran respondidas sin falta:


- Comunicado de prensa de GaysDC, 22 de febrero de 1992: “EL CARDENAL DEL ODIO”; respondiendo a las declaraciones del cardenal Quarracino afirmando que las relaciones homosexuales son "groseras" y "hasta estúpidas".


- Comunicado de prensa conjunto SIGLA, CHA, ISIS, GaysDC, Convocatoria Lesbiana, Cuadernos de Existencia Lesbiana, Transdevi, ICM, 11 de junio de 1992: “CRISTO LIBERA Y UNE. QUARRACINO CONDENA Y DISCRIMINA”.


- Comunicado de prensa de GaysDC, 14 de junio de 1992: “HASTA MONSEÑOR QUARRACINO PERTENECE A LA NATURALEZA”; respondiendo a las declaraciones del cardenal afirmando que los homosexuales no son "pecadores" sino un "desvío de la naturaleza".


- Comunicado de prensa de GaysDC, 14 de junio de 1992: “También el Nacional-Socialismo ha pretendido corregir esta ‘desviación de la naturaleza’".


- Crónica, 16 de junio de 1992 – Gays Juegan de Contragolpe. Afirman que “La Homosexualidad es tan Natural Como el Celibato de los Sacerdotes”.


- Comunicado de prensa de GaysDC, 3 de agosto de 1992 en solidaridad con los sacerdotes gays y las monjas lesbianas a los que el cardenal Quarracino llamó a "ralearlos de la Iglesia".



A esta altura y con esos comunicados ya se había entablado un diálogo directo entre Quarracino y lxs activistas. Quedaba claro que cada sábado, desde su programa en la TV estatal, el cardenal podría dedicar un espacio al tema de la homosexualidad. Eduardo Antonetti, integrante de la CHA, ICM y GaysDC monitoreaba semanalmente el programa y reportaba los dichos a las agrupaciones. GaysDC desarrollaba una estrategia bien definida en sus comunicados, la que incluía tomar lo más reaccionario del discurso del cardenal y utilizarlo en su contra, y solidarizarse con integrantes y miembros de la iglesia que podrían verse afectados por ese mismo discurso. Como consecuencia de este diálogo directo se realizaron frente a la Nunciatura Apostólica dos demostraciones con el objeto de “rechazar una vez más el documento con la firma del prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (ex Inquisición)” que había sido difundido recientemente [23] por motivo de una carta enviada por el cardenal Joseph Ratzinger a obispos estadounidenses [24]. Las mismas ocho organizaciones que se habían manifestado frente a la Iglesia Metodista volvieron a hacerlo el 10 de agosto de 1992 en ese lugar. El 21 de ese mismo mes, representantes de las organizaciones GaysDC, Convocatoria Lesbiana, Cuadernos de Existencia Lesbiana, Transdevi e ICM se encadenaron a las rejas del edificio frente a numerosos periodistas.

Quarracino tampoco eludía las oportunidades para manifestarse. En septiembre de 1992 “la Fundación Argentina del mañana” presentó a las autoridades del canal 13 una nota firmada por más de 5.500 personas, entre ellas Quarracino, donde se solicitó la suspensión del programa “Zona de Riesgo II”, que mostraba una relación afectiva homosexual entre los actores Rodolfo Ranni y Gerardo Romano. Argumentaban que allí se presentaba a un nuevo modelo de familia contrario a la ley natural y a la moral cristiana”[25].


Encadenamiento en las rejas de la Nunciatura Apostólica el 21 de agosto de 1992. De izquierda a derecha, Marcelo Ernesto Ferreyra (GaysDC), Ilse Fuskova (Convocatoria Lesbiana), Carlos Jáuregui (GaysDC), y Karina Urbina (TRANSDEVI). Fuente: Fondo Marcelo Ernesto Ferreyra. Programa de Memorias Políticas Feministas y Sexogenéricas CeDInCI.
Claudina Marek (Convocatoria Lesbiana), Carlos Jáuregui y Karina Urbina durante el encadenamiento en la Nunciatura Apostólica. Fuente: Fondo Marcelo Ernesto Ferreyra. Programa de Memorias Políticas Feministas y Sexogenéricas CeDInCI.

A esta altura eran los mismos periodistas quienes estaban expectantes de las consecuencias del altercado. Varios llamaron telefónicamente al departamento de la calle Paraná a altas horas de la madrugada para solicitar respuesta inmediata a las declaraciones del cardenal provocando que el debate sea mucho más intenso:


- Quarracino: “el lamentable hecho de la homosexualidad. Todo eso es agresividad… y a veces violencia”[26].


- Carlos Jáuregui por GaysDC: “Monseñor Quarracino… ¿por qué nos odia tanto?”[27].


- Quarracino: “Yo No Odio ni a los mosquitos”[28].



Primer Juicio de GaysDC vs el cardenal Antonio Quarracino


El intercambio llegó a un punto culminante a mediados de febrero de 1993. Como respuesta a las declaraciones del cardenal que afirmaban que quien “se transforma en gay se corrompe o se pervierte” [29], GaysDC, en la persona de Carlos Jáuregui y con el patrocinio de José Luis Pizzi, uno de los abogados de la organización, en una acción sin precedentes en el país calificada como histórica por los medios de comunicación, el 24 de febrero de 1993, presentó una querella penal contra Quarracino, arzobispo de Buenos Aires, por violación a la Ley 23.592 que penaliza los actos discriminatorios [30]. La iniciativa no pretendía lograr la muy improbable condena del cardenal [31] sino que buscaba consecuencias políticas a largo plazo [32]. En primer lugar se quería dejar bien en claro que la parcialidad del sistema judicial ante la discriminación a las personas LGBT no había quedado saldada con el reciente otorgamiento de la personería jurídica a la CHA. En segundo lugar se pretendía dejar en evidencia lo ineficaz de la ley antidiscriminatoria. Esa ley, aprobada en 1988, fue autoría del entonces senador Fernando de la Rua. La CHA solicitó en aquel momento la inclusión de la homosexualidad entre las categorías protegidas, pero el reclamo fue ignorado.


Ante la noticia de la querella fueron inmediatas las expresiones de apoyo al cardenal. Tres diputados del Movimiento por la Dignidad y la Independencia (MODIN), partido fundado por el militar carapintada Aldo Rico, afirmaron; “Buenos Aires todavía no es Sodoma, como la República Argentina no es Gomorra”[33]. El Arzobispo de Formosa, Monseñor Sandrelli, calificó a los homosexuales de "plaga que debemos erradicar de nuestra sociedad"[34]. El 5 de marzo de 1993, en la reanudación de la Misa de Hombres, la catedral estaba a pleno y la convocatoria para expresar adhesión y desagravio a Quarracino se realizó por vía telefónica o personalmente [35]. El propio cardenal habló de desagravio: “Quiero dejar constancia que no soy yo el agraviado. El agraviado es el corazón de Cristo, agraviado por esa especie de catarata de inmoralidad, de indiferencia, que parece bajar continuamente de los medios de difusión masiva” [36]. Dejando en claro que el uso de los medios no era funcional a sus intenciones de condena. Quarracino también recibió diversas réplicas [37].


El 28 de abril de 1993, la titular del Juzgado Correccional Número 3, la jueza Nocetti de Angeleri, desestimó la querella. En su fallo predominaron las argumentaciones teológicas, citas del Nuevo Catecismo Universal de la Iglesia y del Papa Juan Pablo II, y justificó al arzobispo porque se expresó “en tiempo de cuaresma” y cuestionó “por confusa” a la Ley Antidiscriminatoria. GaysDC, a través de su asesor legal José Luis Pizzi, declaró que no apelaría el dictamen por considerar “inútil insistir invocando las leyes constitucionales en un país donde la Justicia se expresa con las leyes de la Iglesia”[38]. Aunque luego de la sentencia la frecuencia de la disputa pareció disminuir, en realidad, estaba lejos de concluir. Las agrupaciones no olvidaban y estaban pendientes de nuevas afrentas y el cardenal, aunque con menos frecuencia, tampoco abandonó el tema de la homosexualidad.


Cuando el 22 de mayo de 1993 la Casa Argentina en EE.UU. y los Amigos de Jerusalén homenajearon al cardenal Quarracino con la medalla de Jerusalén en el hotel Hyatt Regency de New Brunswick, U.S.A., la organización Act-Up Américas intentó que uno de sus activistas, Sam Larson, acompañado por periodistas del diario Página 12, ingresaran a la fiesta y entregaran al cardenal una torta con la inscripción “Gay is Super”, junto con una carta de repudio a sus reiteradas expresiones discriminatorias contra los homosexuales. La iniciativa fue frustrada por las autoridades del hotel[39] dando lugar a la protesta de GaysDC[40].


El 13 de noviembre de 1993, Quarracino presentó su libro “Claves de un cardenal”, en el que transcribía los textos polémicos de su columna de opinión televisiva, sin olvidar la homosexualidad[41].

En respuesta a las reflexiones del cardenal sobre la familia, del 12 de enero de 1994, GaysDC respondió: “no estamos al final sino al comienzo de la verdadera familia, aquella basada en los conceptos de amor y respeto mutuos. De aquella familia destinada a proveer felicidad, seguridad y bienestar a los heterosexuales, gays, lesbianas, travestis o transexuales. Esa verdadera familia contrasta, quizá, con los rígidos modelos patriarcales que sustentan muchos sacerdotes y cardenales ‘a la violeta’”[42].


Las manifestaciones del Papa Juan Pablo II contra una declaración del Parlamento Europeo que aceptaba también como definición de familia a la unión de dos personas del mismo sexo y la adopción de hijos, así como la firma de Argentina en los documentos preparatorios para la conferencia internacional sobre población y desarrollo en El Cairo, dieron lugar a nuevos exabruptos del cardenal, que esta vez fueron respondidos por SIGLA[43].


III Marcha del Orgullo en Buenos Aires, 28 de junio de 1994. Fuente: Fondo Editorial Sarmiento. Departamento de Archivos de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno.

Durante la III Marcha del Orgullo, celebrada el 28 de junio de 1994, se mostraron dos grandes marionetas representando al cardenal como novio y al entonces presidente Menem vestido de novia con un cartel que decía “Menem y Quarracino. Una unión contra natura”, parodiando a la vez las afirmaciones del cardenal y denunciando el vínculo vicioso entre iglesia y estado.



Cura al rescate


La querella al cardenal, y toda la discusión que le dio lugar, dejó en claro que el uso de los medios por parte de representantes de la iglesia requería otro tipo de estrategia. Es en ese período cuando surge un nuevo cura mediático; que en diciembre de 1993 había creado una fundación para asistir a niños en veintiún localidades del país con comida, abrigo, educación, techo y formación espiritual. Inició sus intervenciones en programas de televisión para recaudar fondos para su Fundación, pero pronto se volvió en interlocutor frecuente en los debates televisivos con gays, lesbianas, travestis y transexuales. Si bien sus intervenciones no se desviaban en absoluto de los preceptos de sus colegas; evitaban todo tipo de agresión y hacían gala de ser conciliadoras. Este cura era Julio César Grassi[44].


Diario "Crónica", 22 de agosto de 1994- Fuente: Fondo Marcelo Ernesto Ferreyra. Programa de Memorias Políticas Feministas y Sexogenéricas CeDInCI.

Segundo juicio de GaysDC versus el cardenal Antonio Quarracino


En agosto de 1994, el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC), otorgó el estatus consultivo a la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA, por sus siglas en inglés). Argentina estaba entre los veintidós países que habían avalado la decisión. La noticia dio lugar a que Monseñor Antonio Quarracino expresara en su programa: ”Yo pensé si no se puede hacer acá una zona grande para que todos los gays y lesbianas vivan allí, que tengan sus leyes, su periodismo, su televisión y hasta su constitución. Que vivan como en una especie de país aparte, con mucha libertad. No va a ser necesario que se pongan caretas en las manifestaciones, podrán hacer manifestaciones día por medio, podrán escribir, publicar. Ya sé que me van a acusar de propiciar la segregación. No, Pero sería, en todo caso, una discriminación a favor de su libertad. Para ver qué es lo que más se pierde y qué es lo que más se gana, pero con toda caridad, con mucha delicadeza y misericordia, también tengo que añadir que así se limpiaría una mancha innoble del resto de la sociedad”[45].


Las declaraciones del cardenal fueron realizadas poco tiempo después del terrible atentado antisemita que destruyó la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) dando muerte a ochenta y seis personas; y dejando a la sociedad argentina desbastada. Los comunicados de prensa de SIGLA y GaysDC no se hicieron esperar. Con el Título de “Claves para Campos de Concentración” parodiando el nombre del programa del cardenal Claves para un mundo mejor declararon que el razonamiento de Quarracino había sido utilizado en Europa a fines del siglo pasado cuando nació el concepto del “problema judío”. Todo “problema” requiere una solución y para Adolf Hitler fue la creación de zonas grandes o campos de exterminio, para proveer una solución final, destacando lo patético que resultaba que el mismo cardenal que había celebrado la “Misa por la paz” a un mes del atentado a la AMIA, se atreviera a tanto[46]. GaysDC en su comunicado anunciaba una nueva acción judicial.


Por otro lado la organización publicó una solicitada que por su cantidad de adhesiones tuvo que aparecer en dos números sucesivos del semanario La Maga donde se declaraba: “Ante expresiones vertidas por el cardenal Antonio Quarracino, en las que propicia la creación de un apartheid para gays y lesbianas, los abajo firmantes, ciudadanos argentinos, manifestamos nuestro más profundo repudio. Consideramos que nuestra sociedad debe fundarse siempre sobre la base del respeto y la igualdad, y que los dichos del cardenal son un menoscabo a la conciencia democrática republicana, que es la única garantía de las sociedades modernas. Todas las sociedades (ayer, hoy y siempre) también están conformadas por personas homosexuales y lesbianas que pacíficamente trabajan, sufren y gozan dentro de esta gran única familia que es la humanidad”. Firmaban entre otrxs lxs escritorxs, Ernesto Sábato, Marco Denevi, María Elena Walsh, Juan José Sebrelli, la cineasta María Luisa Bemberg, el propio hermano del cardenal Domingo Quarracíno, diputados, concejales y representantes de todos los partidos políticos, organismos de Derechos Humanos, entre otras importantes personalidades nacionales. La nota de tapa titulada “Dios nos libre de estos curas” y ocupó once páginas[47].


Revista "La Maga", 24 de agosto de 1994. Fuente: Fondo Marcelo Ernesto Ferreyra. Programa de Memorias Políticas Feministas y Sexogenéricas CeDInCI.

Esa misma noche, en el programa periodístico de televisión, Tiempo Nuevo (Telefe) conducido por el periodista Bernardo Neustadt, el cardenal Quarracino esbozó una disculpa[48] a la que las organizaciones: Asociación de Travestis Argentina (ATA), CHA, Convocatoria Lesbiana, Frente de Lesbianas de Buenos Aires, GaysDC, Grupo de Madres Lesbianas, ICM, Las Lunas y Las Otras, SIGLA y Travestis Unidas respondieron con un fuerte comunicado, mientras que GaysDC declaraba "A Quarracino que lo perdone Dios, acá que lo juzguen los jueces de la Nación"[49]. El 27 de agosto de 1994, con la firma de catorce personas integrantes de las diversas agrupaciones del movimiento, los abogados de GaysDC, Fabio Álvarez Esturao, Marcelo Feldman y José Luis Pizzi presentaron la querella al cardenal en base al artículo 212 del Código Penal (incitación a la violencia contra grupos de personas) y en la Ley 23.592 (actos discriminatorios). La querella recayó en el juzgado correccional número 13, a cargo de la jueza Bulacio Núñez de Rúa[50]. En octubre de ese año, el Juez Norberto Mario Oyarbide, actuante en la causa, se expresó desestimando la querella, pero afirmando que si la ley 23.592 hubiera contemplado la "orientación sexual" habría habido delito. Un cambio significativo con los fundamentos de los dichos de la jueza en el juicio anterior.


Quarracino falleció en 1998. A fines de los 90, el nombre de Quarracino junto al de su secretario privado Roberto Marcial Toledo y el de su secretario laico Norberto Luis Silva apareció en los medios vinculado a hechos de corrupción[51]. Julio César Grassi fue condenado por la Justicia argentina a 15 años de cárcel por abuso sexual infantil y corrupción de menores[52]. La modificación de la Ley Antidiscriminatoria es, todavía hoy, un reclamo pendiente de la CHA.




*Arquitecto de profesión y activista feminista defensor de los Derechos Sexuales y los Derechos Reproductivos desde 1987, primero integrando la Comunidad Homosexual Argentina y luego Gays DC, y más tarde en Latinoamérica y el Caribe, siendo en ese contexto miembro Fundador at Coalición de Organizaciones LGBTTTI con trabajo en la OEA. Actualmente es miembro de Synergia Initiative for Human Rights, también es miembro de la Colectiva Asesora de Sexo y Revolución, Programa de memorias políticas feministas y sexo-genéricas de CeDInCI/UNSAM.




Notas al pie

[1] FLH – Comunicado del Frente de Liberación Homosexual de la Argentina ante la Declaración del Vaticano sobre Ética Sexual – 17 de enero de 1976. [2] El Porteño número 78 - junio de 1988 – Padre Lombardero, “Si me tiran unos mangos, los agarro”. [3] Antena número 2939 – 11 de junio de 1991 – SENTENCIA DE MUERTE PARA LOS TRAVESTIS – El padre José María Lombardero no ahorra adjetivos para castigarlos. [4] Ibid, [5] Ibid, [6] Ibid, [7] Ibid, [8] Ibid, [9] Revista Claroscuros, 4 de agosto de 1991 – “Sobre las virtudes cristianas del cura Lombardero”. [10] Página 12, 13 de diciembre de 1991 – “Cartas, Querido Batato”. [11] Página 12, 4 de julio de 1991 – “Lombardero – Barea. Licencia para matar” [12] Revista Claroscuros, 4 de agosto de 1991 – “Sobre las virtudes cristianas del cura Lombardero”. [13] Revista Ahora, 2 de agosto de 1992, “La Homosexualidad: Una degeneración condenada por Dios”. [14] Diario Popular, 7 de Julio de 1992 – “El regreso del Padre Lombardero”. [15] Clarín, 13 de septiembre de 1988, ¿Todo es Sexo? Por Antonio Quarracino [16] Revista Noticias, 28 de abril de 1991 – Guardián de Almas. [17] Clarín, 28 de julio de 1991 – Quarracino dijo que repartir preservativos invita a los jóvenes a la homosexualidad. [18] Clarín, 8 de diciembre de 1991 – Duro ataque de Quarracino a la homosexualidad, Diario Página 12, 8 de diciembre de 1991 – Animalidad. [19] Página 12, 25 de febrero de 1992 - Asesinan a homosexuales, Crímenes en nombre de la moral. [20] Comunicado de Prensa GaysDC 26 de febrero de 1992 “Brigada Anti-gay en Mendoza, Comunicado de Prensa conjunto ICM, CHA, GaysDC 5 de marzo de 1992 “Acto frente a la Catedral de Buenos Aires”. [21] Comunicado de Prensa Grupo SIGLA, CHA, Grupo ISIS , GaysDC, Convocatoria Lesbiana, Cuadernos de Existencia Lesbiana, Transdevi, ICM, 11 de junio de 1992, “Cristo Libera y Une, Quarraccino condena y discrimina”; Comunicado de Prensa TRANSDEVI, 12 de junio de 1992 “Denuncia Pública”, Carta de Denuncia TRANSDEVI al Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos MEDH, Comunicado de Prensa GaysDC 14 de junio de 1992 “Quarracino”, [22] GaysDC volante de presentación, julio de 1992. [23] Crónica, 11 de agosto de 1992 – Queja de Gays y Lesbianas frente a la Nunciatura. [24] Familia Cristiana, octubre de 1992 - La Iglesia y los homosexuales En todo la Caridad [25] Crónica, 12 de septiembre de 1992 – Censura y Escandalo Autores de “Zona de Riesgo”y Gays Defienden el Programa. [26] Crónica, 18 de septiembre de 1992 - Agresividad y Violencia - ¿Por qué nos odia tanto? [27] Ibid, [28] Clarín, 20 de septiembre de 1992 – Quarracino: “Yo No Odio ni a los mosquitos” [29] La Nación, 22 de febrero de 1993 – Monseñor Quarracino dijo que quien se vuelve homosexual, se pervierte. [30] Crónica, 24 de febrero de 1993 – Querella Criminal de los Gays contra Monseñor Quarracino; La Mañana de Formosa, 24 de febrero de 1993 – Gays inician querella al cardenal Quarracino; La Razón, 24 de febrero de 1993 – Los gays vs. Quarracino; Página 12 24 de febrero de 1993 – Querella penal de gays y lesbianas contra Quarracino Que el Monseñor se retracte; Crónica, 25 de febrero de 1993 – “Historica”Querella de Gays Contra Quarracino; Diario Popular, 25 de febrero de 1993 - Gays y Lesbianas querellan a Quarracino; La Nación, 25 de febrero de 1993 - Querella en contra de monseñor Quarracino; La Nueva Provincia de Bahia Blanca, 25 de febrero de 1993 - Querella gay contra Quarracino; Página 12, 25 de febrero de 1993 - Juicio a Quarracino, Sentencia, abril de 1993 - Los Gays vs Quarracino - Así en la tierra como en el cielo [31] Antena, 2 de marzo de 1993 – Los gays argentinos querellaron al cardenal Antonio Quarracino. En el texto Carlos Jáuregui afirma: ”el haber incluido la querella ya representa para la Asociación Gays por los Derechos Civiles un triunfo independientemente del resultado que se consiga. Nosotros queremos agitar, movilizar a la Sociedad para que comprenda que es imposible vivir en un mundo sin amor y con desigualdades sociales”. [32] Entrevista, agosto de 1993 - José Luis Pizzi El abogado de los putos. [33] Página 12, 27 de febrero de 1993 – Declaraciones del Modin “Argentina no es Gomorra”, El Parlamentario, 10 de marzo de 1993 - Polémica entre los gays y el Modin Siempre hubo una inquisición [34] Crónica, 3 de marzo de 1993 – Homosexuales enojados, Los Gays son una plaga, Diario Popular, 3 de marzo de 1993 – Obispo califica de plaga a los gay, Crónica, 4 de marzo de 1993 – Los Gays deben ser erradicados de la sociedad. [35] La Prensa, 5 de marzo de 1993 – Católicos con su arzobispo. [36] Página 12, 6 de marzo de 1993 - Quarracino criticó severamente a los medios de prensa. No Informaras. [37] Página 12, 6 de marzo de 1993 – Ideología de la negación, por el pastor Lisandro Orlov; Página 12, 14 de marzo de 1993 – Villordo cuenta lo que monseñor no sabe, por Oscar Hermes Villordo; Página 12, 16 de marzo de 1993 - Tres Respuestas a Monseñor Quarracino, Beatriz Sarlo, Mario Pergolini, Roberto Jáuregui. [38] Página 12, 28 de abril de 1993 - Fallo a medida del arzobispo. [39] Página 12, 25 de mayo de 1993 - Protesta contra Quarracino - El pastel de Troya. [40] Crónica, 26 de mayo de 1993 – Denuncia Gay: Autoritarismo. [41] La Maga, 24 de noviembre de 1993 - El cardenal Antonio Quarracino escritor Mis palabras en televisión son una catequesis. [42] Crónica, 13 de enero de 1994 - Reclama un Colegio Para Padres - Contragolpe Gay al Prelado. [43] Crónica, 20 de marzo de 1994 - Polémico Regreso de Quarracino a la TV: Firmar por orden de EEUU - Los Gays Responden Duramente a la iglesia: Ambición de Poder. [44] Crónica, 22 de agosto de 1994 – Sacerdote apoyo a los homosexuales y criticó a Quarracino, El padre Grassi afirmó que la Iglesia debe evitar discriminaciones injustas. [45] Crónica, 20 de agosto de 1994 - Lo Propuso Monseñor Quarracino Para Limpiar Mancha Innoble en la Sociedad Zona de Exclusión para Homosexuales, Diario Popular, 21 de agosto de 1994 - Quarracino quiere una zona para homosexuales, [46] Diario Popular, 21 de agosto de 1994 – Nueva ofensa. Quarracino quiere una zona para homosexuales, Gays lo querellarán, Crónica, 22 de agosto de 1994 - Homosexuales contra Quarracino, Crónica, 22 de agosto de 1994 - Quarracino Nazi-Fascista, Cuarto Poder, 22 de agosto de 1994 - Los Gays contra Quarracino, La Nación, 22 de agosto de 1994 - Critican expresiones de Quarracino sobre la actividad de los homosexuales y la poligamia, Ámbito Financiero, 23 de agosto de 1994 - Reaccionan contra un sermón antigay, Clarín, 23 de agosto de 1994 - Gays y lesbianas demandaran al cardenal Antonio Quarracino, Página 12, 23 de agosto de 1994 - Querellan a Quarracino, Un Cardenal Sexista, La Mancha del Cardenal. [47] La Maga, 24 de agosto de 1994 - Dios nos libre de estos curas, La Maga, 31 de agosto de 1994 – Solicitada. [48] Ámbito Financiero, 24 de agosto de 1994 - Quarracino se disculpó, Clarín, 24 de agosto de 1994 - Monseñor Quarracino pidió disculpas, La Nación, 24 de agosto de 1994 - Se disculpó Quarracino por sus declaraciones. [49] Crónica, 24 de agosto de 1994 - A Quarracino que lo perdone Dios, Diario Popular, 24 de agosto de 1994 - Gays explosivas reacciones, Pidió perdón por TV, Crónica, 26 de agosto de 1994 – “Nada cambió” dicen los gays, Diario Popular, 26 de agosto de 1994 - Los gays no aceptan disculpas de Quarracino, La Nación, 26 de agosto de 1994 - La entidad gay no acepto las disculpas de Quarracino, Página 12, 26 de agosto de 1994 - A Quarracino que lo perdone Dios [50] Crónica, 31 de agosto de 1994 - Gays querellan a Quarracino por Discrimnador y Violento, Crónica, 31 de agosto de 1994 - Grupo Gay piden prisión para el Cardenal Quarracino, Página 12, 31 de agosto de 1994 - Los grupos gay piden seis años de cárcel para Quarracino, La Nación, 1 de septiembre de 1994 - Inician una querella contra Quarracino, [51] https://www.tiempoar.com.ar/nota/un-presunto-crimen-y-una-herencia-robada-a-la-sombra-del-cardenal-quarracino https://www.infobae.com/sociedad/2017/01/29/una-muerte-dudosa-una-herencia-millonaria-y-un-cura-bajo-sospecha/ http://www.elortiba.org/old/sm10.html [52] https://es.wikipedia.org/wiki/Julio_C%C3%A9sar_Grassi




AVISO SOBRE REPRODUCCIÓN


Los trabajos publicados en Moléculas Malucas, así como las imágenes que los acompañan, solo pueden reproducirse con la previa autorización de sus autor*s, personas

entrevistadas, titulares de derechos de autor, traductor*s y archivos que custodian los materiales reproducidos junto a los artículos.

Desde Moléculas Malucas nos proponemos contribuir al acceso a estos materiales, por lo tanto en caso de precisar mayor información para establecer los contactos necesarios para la reproducción, pueden escribir a archivomoleculasmalucas@gmail.com y con gusto brindaremos asistencia.

Cómo citar este trabajo:


Ferreyra, Marcelo Ernesto. Dios nos libre de estos curas

Moléculas Malucas - Marzo de 2021.

https://www.moleculasmalucas.com/post/dios-nos-libre-de-estos-curas

Moléculas Malucas 2020 ® Todos los derechos reservados.